EL PADER URGE ACLARAR UNA “MASIVA FILTRACIÓN” DE DATOS BANCARIOS PARA COBRAR LA BASURA

La oposición pide conocer cómo han llegado a manos de SUMA si el Ayuntamiento, no los tenía.

Los recibos para abonar la tasa de basuras en Rojales están causando polémica. El servicio de cobro ha sido asumido por Suma Gestión Tributaria cuando hasta ahora lo gestionaba la empresa del agua. Ello ha generado diversos errores de pagos porque se está cargando el tributo a propiedades que deberían estar exentas y, además, se ha tramitado a través del banco a vecinos que no lo tenían domiciliado. El Partido Demócrata de Rojales (Pader) cree que no se ha respetado la legislación sobre protección de datos y pide aclarar cómo se ha llevado a cabo ese trasvase de información. Mientras tanto, desde la Concejalía de Hacienda se defiende que todo se ha hecho respetando la legalidad, o eso es lo que le aseguran desde Suma.

 El portavoz del Pader, Desiderio Aráez, dijo ayer que ya son decenas de vecinos los que están registrando reclamaciones. «A los ciudadanos se les ha pasado al cobro el recibo de la basura sin contar con la autorización bancaria correspondiente. Suma no se ha limitado a enviar el correspondiente recibo, como hace con otros y esperar a que el ciudadano decida cuándo lo paga, cómo, y si lo domicilia o no y dónde lo domicilia. Suma ha enviado directamente el recibo a la cuenta bancaria de cada ciudadano, porque según nos ha informado, desde el Ayuntamiento se le han facilitado todos los datos necesarios, incluidos los bancarios».
Aráez dijo además que el cobro de los recibos se ha girado a todos los propietarios de inmuebles casi un mes antes del último día establecido para pagarlo de forma voluntaria y sin su autorización expresa. Lo que cree el Pader es que el Ayuntamiento, gobernado por el PSOE, le ha solicitado los datos bancarios de los vecinos a la empresa del agua para dárselos después a SUMA. Eso es algo que, a su juicio, contradice el acuerdo aprobado por el Ayuntamiento para delegar el cobro en Suma porque el que debía de ceder los datos era el propio consistorio, no una tercera empresa, la del agua. Aráez cree que el gobierno municipal se ha metido en un lío porque el artículo 11 de la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de datos de carácter general «deja muy claro que los datos de carácter personal objeto del tratamiento, sólo podrán ser comunicados a un tercero… con el previo consentimiento del interesado».

Por su parte, el concejal de Hacienda de Rojales, Nahúm Méndez, explicó que a raíz de que el Pader preguntara sobre este asunto en la última sesión plenaria «hemos hablado con Suma y nos ha reiterado que el cruce de datos es legal». «Dudo que Suma y la empresa del agua se arriesguen de esta forma a hacer ese trasvase de datos, sería incongruente si actuan así, por nuestra mano no han pasado datos personales», prosiguió. Méndez admitió también que quejas de vecinos está habiendo porque «puede haber algún dato mal cruzado, o alguien que tenía un local cerrado y se le ha cobrado la basura y ahora tiene que alegar… eso es normal. El 99% de las quejas las estoy atendiendo yo y no hay un gran número. La queja más grande es que se cobra todo el importe y no se fracciona, como se hacía en el agua», añadió.

Fuente: diarioinformación.com http://www.diarioinformacion.com/vega-baja/2018/04/21/pader-urge-aclarar-masiva-filtracion/2011799.html