Noticias y Novedades

CASI LA MITAD DE LOS ESPAÑOLES VENDERÍA SUS DATOS A CAMBIO DE DINERO

Ni Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), ni Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Los españoles están cansados de la palabra datos y a pesar de que España es uno de las dianas preferidas por los ciberdelincuentes, el tercer país que más ataques recibe. El pasado 2018, el 19% de los españoles ha sufrido acceso no autorizado a sus datos privados, lo que provocó estrés a un 32% de ellos y pérdidas económicas a dos de cada diez de los afectados. El coste medio de una brecha de seguridad para una empresa se sitúa en más de 3 millones de euros y todas las empresas están amenazadas. La ciberseguridad es una asignatura pendiente aún en España. El 42% no limpia su historial de navegación y tan solo el 24% utiliza complementos para bloquear las funciones de seguimiento en la Red, según un informe de Kaspersky Lab. La investigación revela un hastío por la privacidad y repunta la idea de la venta de datos. El 22% de las personas sacrificaría su privacidad y compartiría sus datos si a cambio obtuviera algo de forma gratuita, mientras que el 44% de los españoles encuestados aceptaría incluso dinero a cambio de dar a un completo desconocido acceso total a sus datos personales privados. Este verano, Facebook anunció el lanzamiento de una nueva aplicación para pagar a los usuarios por sus datos. Varios meses después, la compañía no ha especificado cuánto pagará por utilizar la aplicación, que por el momento solo estará disponible en Estados Unidos e India. Una idea que ya lanzó, Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica en el Mobile World Congress de 2017 y que se repitió en 2018 y aún no ha visto la luz. ¿Cuánto valen los datos de un usuario? El precio depende del usuario y su importancia, pero la deep web está repleta de información, un gran Amazon donde «se venden a granel», apunta Dani Creus, experto Kaspersky en España. En su viaje por la Red, Creus encontró cuentas de correos, credenciales de Netflix y redes sociales e incluso, hasta 871 credenciales de tarjetas de crédito españolas, que se vendían a 12 dólares de media. «Un cibercriminal puede utilizar nuestros dispositivos tecnológicos para archivar documentos o realizar ataques desde ellos, incluso aunque no tengan información que comprometa al usuario», apunta Creus. Este panorama hace que cerca de la mitad de los usuarios españoles de internet crea que la privacidad total en el mundo digital moderno es imposible. Estos datos encajan en la definición de la ‘fatiga de privacidad’, que está «conectada con el hecho de vivir en tensión constante, con un sentimiento continuo de que terceros están aprovechándose de su información personal y que cualquier esfuerzo por evitarlo es vano», revela Kaspersky en su informe. Fuente: elcomercio.es https://www.elcomercio.es/tecnologia/espanoles-vender-datos-dinero-20191018212036-ntrc.html