Noticias y Novedades

CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS DE METER A ALGUIEN EN UN GRUPO DE WHATSAPP SIN SU PERMISO

En Maldita.es ya hemos hablado de la importancia del consentimiento a la hora de tratar datos personales. Ya sea al usar nuestro número de teléfono o nuestra dirección, por norma general las empresas tienen que tener nuestro permiso, incluso para cosas tan simples que igual no nos hemos planteado nunca. ¿Por ejemplo? Añadirnos a un grupo de WhatsApp para mandarnos ofertas o comunicarse con nosotros. A cualquier empresa que le hayamos cedido nuestro número de teléfono tiene que contar con nuestro consentimiento explícito para añadirnos a un grupo de WhatsApp, y si no lo tiene podría exponerse a una sanción por parte de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) en el caso de que decidiéramos denunciarlo. Eso sí, esto no aplica de igual manera a un grupo familiar, por ejemplo.

Ojo, que esto no aplica siempre: las leyes afectan a todo lo que hay fuera de tu ámbito doméstico

Nuestro número de teléfono es único y nos puede identificar, por lo que en muchos procedimientos la AEPD lo considera un dato personal. Cuando esa información la tratan empresas u otras personas fuera de nuestro ámbito doméstico, tienen que atenerse a las normas que marca el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD). Entre ellas, que para hacer un tratamiento de nuestros datos, en según qué casos, se nos debe pedir permiso. ¿Qué significa fuera de nuestro ámbito doméstico? Una conversación con un amigo o una compañera del trabajo se enmarca en tu ámbito doméstico, igual que un grupo de WhatsApp con familiares. Una red social en la que cuentas con cientos o miles de seguidores, no. Tampoco lo sería el hilo de correos que intercambias con una tienda online. Ahí es donde entran en juego las reglas de protección de datos. ¿Por qué es importante hacer esta distinción? Recientemente, la AEPD ha sancionado a un club deportivo con 4.000€ por añadir a un grupo de la aplicación de mensajería a una antigua clienta que llevaba unos 10 años sin acudir al centro. El club había guardado su número de teléfono durante todo ese tiempo y después la había añadido sin preguntarle antes si estaba de acuerdo. Por ello, la AEPD considera que el club en cuestión ha vulnerado hasta cuatro artículos del RGPD. En primer lugar, por lo ya mencionado, y es por no haber solicitado el consentimiento de la mujer. También, por haber guardado esos datos durante ese tiempo sin que fuese necesario hacerlo. Y por último, por no haber garantizado que esa información se haya mantenido de forma segura durante esos años.

La diferencia entre que tu número lo use un bar o un amigo

Darle datos personales a un club deportivo para apuntarte a hacer ejercicio trasciende de tu ámbito doméstico. Por eso, si alguna vez se pasa de la raya usando tu información personal, puedes denunciarlo ante la AEPD (en este artículo te explicamos cómo hacerlo), incluido si te meten en un grupo de WhatsApp sin permiso. También podrías denunciar ante la agencia a la peluquera de tu barrio que te manda mensajes con promociones sin antes explicarte que va a usar tu número de teléfono para ello o al bar que guarda tu número desde hace años solo porque una vez hiciste una reserva. Sin embargo, en el caso de un grupo de WhatsApp familiar o de amigos estamos hablando del ámbito doméstico y el camino es otro: si no queremos estar en ese grupo podremos salir de él o incluso bloquear al número en cuestión. WhatsApp, por ejemplo, nos da opciones para hacerlo. Si, por otro lado, lo que quieres es impedir que te puedan meter en grupos, también nos permite elegir quién puede meternos en grupo y quiénes no, tal y como te explicamos en Maldita.es. Fuente: maldita.es https://maldita.es/malditatecnologia/20211025/grupo-whatsapp-denuncia-datos-personales/
Call Now Button