Delegado de Protección de Datos

¿Qué es un Delegado de Protección de Datos (DPO) y quién debe contratarlo?

El Delegado de Protección de Datos es un punto de conexión entre el responsable del fichero o tratamiento, el afectado y la autoridad de control.

Esta figura, conocida popularmente como DPO o DPD, constituye uno de los elementos claves del RGPD, y un garante del cumplimiento de la normativa de la protección de datos en las organizaciones, sin sustituir las funciones que desarrollan las Autoridades de Control.

Es decir, al Delegado de Protección de Datos, que deberá contar con conocimientos especializados en Derecho, y obviamente en protección de datos, que actuará de forma independiente, se le atribuyen una serie de funciones reguladas en el artículo 39 del RGPD, entre las que destacan: informar y asesorar, así como supervisar el cumplimiento del citado reglamento por parte del responsable o encargado.

Conviene precisar dos cuestiones referentes al DPO:

El RGPD no exige que deba ser un jurista, pero sí que cuente con ese conocimiento en Derecho y Protección de Datos.

El DPO podrá ser interno o externo, persona física o persona jurídica especializada en esta materia.

En SAPD somos expertos en la materia y le ofrecemos el servicio externo de DPO.

Solicite información [+]

Servicio de intervención como Delegado de Protección de Datos

  • Informar y asesorar al personal del cliente de las obligaciones que les incumben relativas a las normativas de privacidad.
  • Supervisar la asignación de responsabilidades entre el personal del cliente.
  • Supervisar la concienciación y formación del personal que participa en el tratamiento.
  • Supervisar las políticas en materia de protección de datos (responsabilidad proactiva, responsabilidades del tratamiento, política de información, política de seguridad).
  • Supervisar el cumplimiento de lo dispuesto en las normativas de privacidad vigentes.
  • Supervisar las auditorías en materia de protección de datos personales.
  • Actuar como punto de contacto de la Autoridad de control y cooperar con ella en los requerimientos que le solicite.
  • Actuar como punto de contacto con los interesados en lo que respecta al tratamiento de sus datos y al ejercicio de sus derechos.
Compártelo en las redes sociales