Noticias y Novedades

ESPAÑA YA TIENE SU PRIMER CHIEF DATA OFFICER: UN PUESTO DE TRABAJO QUE AYUDA A GESTIONAR LOS DATOS PÚBLICOS MEDIANTE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL

La crisis mundial de la COVID-19 ha mostrado que la clave para ser efectivos contra el virus consiste en extraer conocimiento fiable de esos enormes registros de información. Para conseguirlo, la recolección de los datos tiene que ser metódica, tiene que responder a unos criterios y estar coordinada con múltiples sistemas, leyes, poblaciones, protocolos y culturas. Es ahí donde entra el papel del Chief Data Officer. El Gobierno ha nombrado a Alberto Palomo Lozano como el primer Chief Data Officer (responsable de datos) de España. Una figura que ya existe en otros países como Francia, EE. UU., Reino Unido y Canadá. Palomo será el responsable de poner en marcha la Oficina del Dato, dependiente de la Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial. Esta dará respuesta a los principales retos de la economía del dato, definiendo los marcos legales y políticos de compartición y gobernanza. El gobierno asegura queel organismo nace con la finalidad de convertirse en un agente clave para impulsar un marco que garantice la soberanía de los datos en España y a nivel europeo, promoviendo la construcción de centros de datos, así como el procesamiento y almacenamiento de esos datos en España.

Alberto Palomo, Chief Data Officer de España

El primer Chief Data Officer de España se llama Alberto Palomo Lozano, y ha venido de Estados Unidos, donde ha trabajado los últimos años liderando la división de Data Science en Avangrid, la filial de Iberdrola en ese país. Antes de eso, estuvo un año en una planta de investigación de Huawei sobre hardware para inteligencia artificial en Toronto, Canadá.

Además, es doctorado en Física Teórica, y se encuentra realizando el Certificado de Management, Technology and Innovation por el MIT.

¿En qué consiste su trabajo?

En concreto, las funciones de la Oficina del Dato pasan por el empleo masivo de los datos en los sectores productivos de la economía mediante tecnologías big data e inteligencia artificial.

El jefe de datos o Chief Data Officer, como se conoce en muchas empresas del ámbito anglosajón, es quien se encarga de supervisar la recolección, la gestión y el almacenamiento de datos masivos en todas las áreas de una organización. Suelen ser los responsables de analizar y derivar el conocimiento que se extrae de los datos para nutrir la estrategia de negocio y producir valor.

Su figura está en línea con uno de sus ejes estratégicos en la Agenda Digital 2025: favorecer el tránsito hacia una economía del dato, garantizando la seguridad y la privacidad y aprovechando las oportunidades que ofrece la Inteligencia Artificial.

A su vez, la Oficina del Dato deberá “dar respuesta a los principales retos que existen hoy en la economía del dato, definiendo los marcos legales y políticos de compartición y gobernanza de datos”, según el Ministerio de Asuntos Económicos.

El nuevo responsable de datos será también el encargado de representar a España en GAIA-X, el proyecto de nube europea que está siendo creado de forma comunitaria. «La oficina del Dato apoyará, junto con el hub regional de GAIA-X en España, el despliegue de los espacios de datos sectoriales, poniendo especial énfasis en el sector turístico, salud, agroalimentario o movilidad sostenible», indicaron.

Algunas economías que dan relevancia a los datos también han creado esta figura. En 2014 Francia se convirtió en el primer país en nombrar un Chief Data Officer gubernamental. Le siguió Canadá en 2016, Estados Unidos en 2019 y Reino Unido, a principios de 2021.

La solución ante una mala gestión de datos

Isabel Valdés es periodista de Sanidad y Salud, y ha estado cubriendo la información sobre el COVID-19 para el periódico El País desde los primeros días de la pandemia.

Ella y otros periodistas han estado trabajando con los datos del COVID-19 a diario, en un contexto en el que los sistemas de recolección y registro de datos no estaban en los formatos adecuados, no eran interoperables o simplemente no existían.

Valdés cree que la gestión de datos de la pandemia en España “desde luego, no ha sido perfecta”, y explica que una de las mayores dificultades desde el inicio fue conjugar los 17 sistemas de información por comunidades, con condiciones de 17 territorios distintos, formas de trabajar diferentes y situaciones para nada similares.

Valdés recogió la opinión del epidemiólogo Miguel Hernán, que consideraba que uno de los aspectos más sorprendentes de la gestión de la pandemia es que España tenga una app de rastreo digital puntera en desarrollo tecnológico: Radar COVID.

Una app que brinda protección de la privacidad e interoperabilidad europea y que sin embargo no se ha implementado bien en todas las autonomías. Tener una oficina del dato y un Chief Data Officer podría solucionar un poco las cosas. Fuente: 20minutos.es https://www.20minutos.es/tecnologia/tecnologia-empresas/espana-ya-tiene-a-su-primer-chief-data-officer-un-puesto-de-trabajo-que-ayuda-a-gestionar-los-datos-publicos-mediante-la-inteligencia-artificial-4794795/