Noticias y Novedades

PROTECCION DE DATOS ARCHIVA DENUNCIA DE IRREGULARIDADES EN PRUEBAS LOMCE 2016

  Madrid, 17 may (EFE).- La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha archivado las actuaciones iniciadas tras una denuncia presentada por CCOO y el Partido Socialista por supuestas irregularidades en materia de protección de datos en las pruebas externas de 3º y 6º de Primaria celebradas en mayo 2016. En una resolución fechada el pasado 24 de marzo, la AEPD desestima la denuncia de presuntos «incumplimientos en la anonimización» de las evaluaciones externas dado que, según Comisiones Obreras y PSOE, dichas pruebas y cuestionarios se identifican con «una clave asociada a un alumno».
 Los denunciantes también alegaban que no se había solicitado el «consentimiento de los padres para la cumplimentación de cuestionarios de contexto de los alumnos de sexto de primaria, que son menores, y que faltaba información relativa al artículo 5 de la Ley de protección de datos.
Dichos cuestionarios, que buscan poner los resultados de la prueba en el contexto social, económico y educativo de los hogares, eran cumplimentados por el director del colegio y las familias de los alumnos de tercero y, en el caso de los alumnos de sexto, también por el alumno, según detalla la resolución de la AEPD. Para ello, se envió al director del centro un primer modelo de carta informativa para las familias, cuyo contenido se rectificó en un segundo modelo, y se añadía un sobre para que las familias devolvieran el cuestionario cerrado. La consejería de Educación sacó a concurso la aplicación de las pruebas, adjudicada a la empresa Servinform S.A., que debía maquetar los cuadernillos y los cuestionarios de contexto, además de entregarlos y recogerlos.lomce Todas las familias fueron informadas, «no obstante, no se solicitó por escrito el consentimiento para la realización del proceso ni para la cumplimentación del cuestionario de contexto en el caso de los alumnos de 6° de Primaria, tampoco se informaba a las familias» del contenido del art. 5 de la Ley Orgánica de Protección de Datos, con relación a la información recabada. En cuanto a la codificación de las variables de identificación, se estableceran dos claves para asegurar el anonimato: una clave de Centro y otra clave de Alumno, de modo que «sólo el director conoce la conexión entre la clave asignada y el dato personal del alumno». Cada alumno recibió su cuadernillo con las claves asignadas al centro desde la Consejería y al propio alumno desde el centro, sin contener ningún dato personal, continúa el escrito de la AEPD. El acceso a la plataforma informática creada por Servinform y denominada Examina, en la que toda la información contenida «viaja encriptada», solo lo tenían dos subdirectores, diez personas de las Direcciones de Área Territorial (DAT) educativa. También se asignaron usuarios y contraseñas a los directores de centros para descargar informes que «solo contienen como dato identificativo la clave asociada al alumno». Los correctores corrigen las pruebas en papel y, para grabar las calificaciones, introducen las claves que aparecen en los cuadernillos -la del centro y la del alumno-, pero desconocen qué alumno y de qué centro están corrigiendo, ya que «solo el director puede conocer la identidad de sus alumnos», añade la resolución de 18 páginas. La AEPD considera que «ha quedado acreditado que el tratamiento de los cuestionarios se llevó a cabo de manera anonimizada sin que se tratasen datos de carácter personal» durante todo el proceso, concluye la resolución firmada por la directora de la Agencia, Mar España Martí. EFE 17 may (EFE).- La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha archivado las actuaciones iniciadas tras una denuncia presentada por CCOO y el Partido Socialista por supuestas irregularidades en materia de protección de datos en las pruebas externas de 3º y 6º de Primaria celebradas en mayo 2016. En una resolución fechada el pasado 24 de marzo, la AEPD desestima la denuncia de presuntos «incumplimientos en la anonimización» de las evaluaciones externas dado que, según Comisiones Obreras y PSOE, dichas pruebas y cuestionarios se identifican con «una clave asociada a un alumno». Los denunciantes también alegaban que no se había solicitado el «consentimiento de los padres para la cumplimentación de cuestionarios de contexto de los alumnos de sexto de primaria, que son menores, y que faltaba información relativa al artículo 5 de la Ley de protección de datos. Dichos cuestionarios, que buscan poner los resultados de la prueba en el contexto social, económico y educativo de los hogares, eran cumplimentados por el director del colegio y las familias de los alumnos de tercero y, en el caso de los alumnos de sexto, también por el alumno, según detalla la resolución de la AEPD. Para ello, se envió al director del centro un primer modelo de carta informativa para las familias, cuyo contenido se rectificó en un segundo modelo, y se añadía un sobre para que las familias devolvieran el cuestionario cerrado. La consejería de Educación sacó a concurso la aplicación de las pruebas, adjudicada a la empresa Servinform S.A., que debía maquetar los cuadernillos y los cuestionarios de contexto, además de entregarlos y recogerlos. Todas las familias fueron informadas, «no obstante, no se solicitó por escrito el consentimiento para la realización del proceso ni para la cumplimentación del cuestionario de contexto en el caso de los alumnos de 6° de Primaria, tampoco se informaba a las familias» del contenido del art. 5 de la Ley Orgánica de Protección de Datos, con relación a la información recabada. En cuanto a la codificación de las variables de identificación, se estableceran dos claves para asegurar el anonimato: una clave de Centro y otra clave de Alumno, de modo que «sólo el director conoce la conexión entre la clave asignada y el dato personal del alumno». Cada alumno recibió su cuadernillo con las claves asignadas al centro desde la Consejería y al propio alumno desde el centro, sin contener ningún dato personal, continúa el escrito de la AEPD. El acceso a la plataforma informática creada por Servinform y denominada Examina, en la que toda la información contenida «viaja encriptada», solo lo tenían dos subdirectores, diez personas de las Direcciones de Área Territorial (DAT) educativa. También se asignaron usuarios y contraseñas a los directores de centros para descargar informes que «solo contienen como dato identificativo la clave asociada al alumno». Los correctores corrigen las pruebas en papel y, para grabar las calificaciones, introducen las claves que aparecen en los cuadernillos -la del centro y la del alumno-, pero desconocen qué alumno y de qué centro están corrigiendo, ya que «solo el director puede conocer la identidad de sus alumnos», añade la resolución de 18 páginas. La AEPD considera que «ha quedado acreditado que el tratamiento de los cuestionarios se llevó a cabo de manera anonimizada sin que se tratasen datos de carácter personal» durante todo el proceso, concluye la resolución firmada por la directora de la Agencia, Mar España Martí. EFE Fuente: La Vanguardia