Noticias y Novedades

PUBLICAR UNA IMÁGEN DE OTRA PERSONA SIN SU PERMISO ES DELITO, AVISA UN DOCTOR EN DERECHO

La publicación de una imagen de otra persona sin su consentimiento es un delito, por lo que el afectado debe pedir su retirada al medio o red social en el plazo de un mes, y si no se elimina, entonces puede reclamar ante la Agencia Española de Protección de Datos, ha detallado el doctor en Derecho Víctor Cazurro.

«Tomar imágenes sin consentimiento en un espacio público no es delito, porque se considera que la persona se expone voluntariamente, pero publicarlas en redes sociales o páginas web sí puede serlo y generar responsabilidad sobre la protección del honor, la intimidad y la propia imagen», ha matizado.

En relación con la publicación de fotografías de personas famosas captadas en lugares públicos, ha precisado que es algo diferente, ya que se tiene en cuenta el interés de la noticia y la «relevancia» del personaje, que se supone que se somete a una «exposición voluntaria».

«El problema es cuando las personas no tienen relevancia pública, no se exponen y, sin haber prestado su consentimiento, ven publicada una fotografía suya en una red social, un foro o una web, lo que supone una vulneración de su derecho a la protección de datos», ha recalcado.

Aunque la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) es «bastante eficaz» en sus resoluciones, el proceso «no es muy rápido», ha reconocido.

Un requisito de la AEPD es justificar que se ha requerido previamente la retirada de la imagen a quien la ha utilizado «sin consentimiento», ya que, «sin esa prueba, la agencia no puede tramitar la reclamación», ha explicado.

Según sus datos, en los últimos años han aumentado las reclamaciones de este tipo, e incluso la propia agencia ha abierto un espacio en su página web para facilitar la presentación de estas quejas ante la vulneración de datos personales.

Además, ha agregado Cazurro, las principales redes sociales y algunos buscadores han creado espacios para pedir la cancelación de un determinado contenido o reportar publicaciones si aparece la imagen de alguien sin su consentimiento.

«Estos medios son los primeros interesados en que no se cometa un delito y que el contenido que publican cumple las normas», ha subrayado.

En cuanto a los menores, ha incidido en que «son menos conscientes del grado de exposición al que están sometidos, sobre todo con las redes sociales, y además, no pueden ejercer por sí mismos las reclamaciones».

La ley de protección de datos establece que a partir de los 14 años se considera a los menores «suficientemente maduros» para pedir que no se traten sus datos, pero con una edad inferior el derecho de supresión de una imagen lo tienen que ejercer sus padres o tutores legales.

Este experto ha recomendado que «no se tenga ningún miedo» a pedir que se eliminen las imágenes propias, «porque los mecanismos para retirar estos contenidos funcionan cada vez más».

Fuente: 20minutos.es https://www.20minutos.es/tecnologia/publicar-una-imagen-de-otra-persona-sin-su-permiso-es-delito-5043041/
Call Now Button