LA URGENCIA ELECTORAL DEL GOBIERNO DERIVA EN UN REGISTRO DE HORARIOS CAÓTICOS