BROMAS CON LA PROTECCIÓN DE DATOS, LAS JUSTAS